Cómo sobrevivir en Madrid durante la Navidad

image

Hoy sobre todo quería hacer una reflexión. Y es que me encanta mi ciudad, adoro Madrid. Navidad incluida. Pero he de reconocer que algunas partes de esta ciudad, en esta época del año, suelen enervar mucho. ¿Cómo se sobrevive a esto? Pues como se puede.

Primero, evitar el centro de Madrid. A no ser que tengáis un objetivo fijo e inamovible, lo mejor es no pasar por la Puerta del Sol y sus alrededores hasta el día 8 de enero, o incluso más, cuando ya han pasado las rebajas. Si no, lo que os espera son empujones, malas caras, malos modos, tiendas saturadas, y prisas. Esto causa demasiado estrés.

Si queréis ir a mercadillos o algún evento especial, lo mejor es ir pronto. El primer día, y si no puede ser, a primera hora. Me he dado cuenta, porque yo decidí ir hoy, un sábado a media tarde, al Mercadillo del Gato. No está mal, no, pero toda la marea de gente abruma un poco. En esos momentos te preguntas cómo puede haber tanta gente en Madrid.

Mercadillo del gato. Foto de G. de la Cruz.

Y evitad las compras, por favor. Me refiero al hecho de ir de escaparates. Si queréis hacer regalos en Navidad, no vayáis a sitios tan genéricos como El Corte Inglés, sed un poco más originales, y tened muy claro antes de salir de casa qué es lo que vais a comprar. Así os ahorraréis mucho en compras, y también ayuda al bolsillo. Aunque por supuesto, todos sabemos que algo de esa tienda tan chula, que habéis visto hace un par de semanas, caerá.

Restaurantes: mejor reservar si no queréis acabar en un restaurante de comida rápida. Y más si sois un grupo grande.

Probablemente tenga más consejos, pero es lo que os dejo de momento. Seguro que ya sabíais todo esto, pero nunca está de más recordarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *