El jardín secreto de Salvador Bachiller

Aunque me gusta hablar de sitios nuevos, normalmente intento esperar un poco, y volver, para afianzar mi opinión sobre un lugar nuevo. Seguro que ya conocéis este sitio del que voy a hablar hoy, pero como seguro que hay un rezagado, interesará, seguro.

 

Mañanas con encanto en el centro de Madrid.

Un vídeo publicado por Glady de la Cruz (@gladycj) el

 

Si vas por la calle Montera, aparte de encontrarte con los negocios habituales, verás que poco a poco han ido surgiendo muchísimos sitios de tapeo. Eh, eso viene genial para los otoños que no llegan, como ha pasado este año, donde podemos disfrutar de los últimos rayos de sol.

Entre las tiendas que verás, probablemente encontrarás la tienda de Salvador Bachiller, marca española de calidad y que conocía ya desde hacía varios años. Si entras en el número 37 de la calle, te encontrarás una de las tiendas más completas que hay en Madrid, pero también uno de sus secretos, que ya no son tan secretos: un salón de té y un precioso jardín escondido en sus plantas más altas.

Desayuno en Salvador Bachiller. Foto de G. de la Cruz

Todo es bastante encantador, sobre todo cuando no está tan lleno. La música es bastante relajante, y el ambiente, a pesar de estar en el centro de Madrid, es muy, pero que muy tranquilo. Las camareras van vestidas de azafatas (su uniforme se parece mucho al de la compañía Emirates), y la calidad es más que aceptable. Las dos veces que yo he ido, una a desayunar y otra a comer, no estaba tan lleno, y todo salió a pedir de boca, pero me han comentado que cuando hay mucha gente, el servicio pierde bastante calidad, porque no dan abasto a todos los pedidos. También hay que tener en cuenta que su cocina está bastante dividida entre el salón de té y el jardín, y no tengo ni idea de cómo es el servicio en el primero, porque como hace calor aún, aprovechamos el buen tiempo.

Aún así, la comida que probé fue estaba deliciosa. Los precios… acorde a la zona y al lugar del que estamos hablando. Desayunos a menos de tres euros, y platos para comer desde ocho euros (sin incluir bebida). Algo caro, pero no está mal para un día en el que queramos un capricho.

Desayuno en Salvador Bachiller. Foto de G. de la Cruz

*Extra: Envié a la central de Salvador Bachiller un correo preguntándoles por la música que ponían, ya que las dependientas no lo sabían. Me contestaron enseguida, amablemente y me sugirieron los Grandes Éxitos del Bossa Nova.

Datos:
Jardín Secreto de Salvador Bachiller
VIP Lounge de Montera 37
Entras en la tienda de Salvador Bachiller, y subes hasta la tercera planta (Salón de té) o cuarta planta (Jardín Secreto, cubierto en invierno para soportar el frío)
Metros más cercanos: Gran Vía (L1, L5) y Sol (L1, L2 y L3)
Cercanías: Sol / EMT: M2, 1, 2, 46, 74, 146

One thought on “El jardín secreto de Salvador Bachiller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *