Hygge o vivir la vida a lo danés

“Hygge”. Apúntate esta palabra, porque si todavía no la has escuchado, empezarás a verla en todas partes. Hygge (pronunciado /huga, con la “h” aspirada), es un concepto danés que se ha ido implantando poco a poco.

Pero entonces, ¿qué es? Hygge hace referencia a una sensación. Y por eso, normalmente se traduce como “acogedor”. Pero el concepto va  más allá, porque es una extensión de lo que conocemos como acogedor. Está relacionado con el slowlife, de lo que ya hemos hablado en este blog. Para entender mejor este concepto, hace falta comprender el contexto en el que se enmarca. Así que imaginemos Dinamarca.

¿Qué es Hygge? - Ideas Corrientes

Historia de hygge

Como ya sabréis, el invierno en Dinamarca puede ser difícil, ya que los días son extremadamente cortos. Las horas de luz se pueden contar con los dedos de una mano. Y si solo tienes cuatro horas de luz, lo más lógico es que intentes estar lo más cómodo en tu casa. Al fin y al cabo, es donde vas a pasar la mayor parte del tiempo. Por esta razón, los daneses se han convertido en expertos del entretenimiento y bienestar en casa. Porque si no te vas a sentir cómodo en tu casa, ¿dónde lo vas a estar?

La palabra “hygge” a su vez viene del noruego, y apareció escrita por primera vez en el siglo XVIII. Desde entonces, fue acogida por los daneses, quienes lo han desarrollado al máximo. Y así hasta nuestros días.

Estar en casa calentito es hygge - Ideas Corrientes

Entonces, ¿qué es hygge?

Hygge es una sensación placentera, muy difícil de describir. Es… como cuando te despiertas una mañana de domingo en invierno, envuelto en tu edredón. Estás tan cómodo y calentito, que no querrías salir de la cama en todo el día. Eso es hygge. Pero este concepto no tiene por qué referirse únicamente a un estado en el que estés solo, sino que también puedes sentir hygge en compañía.

Hygge puede señalar también la atmósfera social en la que te encuentras. Unas cervezas en una tarde tranquila, charlando con tus amigos de toda la vida, es hygge. Pero también lo es trabajar tranquilamente en la oficina, en algo que a ti te gusta. Seguro que lo has sentido alguna vez. Como si, de repente, te llega una revelación, y algo dentro de ti te dice que estás donde debes estar.

Estar con amigos es también hygge - Ideas Corrientes

Hygge también es una forma de vivir la vida

Muchos te dirán que todo lo que te estoy contando es simplemente algo que está a la moda. Y sí, es posible. Pero en Dinamarca es una forma de vida. Seguramente otros tantos te dirán que es algo muy hipster. Y efectivamente, puede parecerlo, y serlo.

Porque vivir para que todo sea hygge, se corresponde en mayor medida con lo que hoy en día se identifica como hipster, y a su vez, con la promoción del Slowlife, y con su leitmotiv de “Disfrutar de las pequeñas cosas de la vida“, o de vivir de forma consciente.

¿Cómo se tiene una vida hygge? Personalmente, yo sigo a Kayleigh Tanner, que lleva el blog en inglés Hello Hygge, y que te cuenta cómo puedes tener una vida hygge, o ver lo acogedor de cada aspecto de la vida. Para que te hagas una idea, este concepto tiene que ver mucho con las luces, la música y el ambiente. Con lo hecho a mano, de forma personal, con el trato directo con las personas, y con sentirte como en tu casa. Muchos lo describen como vivir la vida de una forma óptima para el alma. 

En la página oficial de Turismo de Dinamarca, hay una sección entera dedicada a hygge. Y te explican que es “una forma de vida que ayuda a los daneses a entender la importancia de lo sencillo, y de dedicar tiempo a relajarse, y aminorar el ritmo de la vida”. Así que aunque se comienza en casa, después puedes aplicarlo a todas las facetas de tu vida.

Algunos dicen que el hygge hace que te acomodes - Ideas Corrientes

¿Tú también puedes llevarlo a cabo?

No todo en la vida es como un perfil de Instagram o de Pinterest. Y aunque lo sabemos, no podemos evitar cierta envidia al ver esas casas tan claras y espaciosas, esas luces tan acogedoras, y esa chimenea que solo existe en las películas.

Este concepto tiene relación con el concepto ikigai del japonés (que viene a ser el propósito de la vida de cada uno), o la filosofía del slowlife y el mindfulnes. No son excluyentes, sino que tú puedes escoger lo que más te convenga de cada pensamiento, para que se amolde a tus necesidades.

Puede que pienses que el ritmo que llevas es el adecuado, y en tu cabeza resuena el “trabajo mejor bajo presión”. Es más, hay muchos detractores de hygge, porque teorizan sobre cómo hace que la gente se acomode a las circunstancias, y pierdan la ambición. Es otra perspectiva más. Pero también hay que pensar que a lo mejor, el ritmo frenético que se lleva hoy en día conlleva un desgaste que no todo el mundo está dispuesto a sufrir. Aunque si has llegado hasta aquí, es porque seguramente tú también piensas en aminorar el ritmo, pero siendo todavía productivo.

También he creado un tablón en Pinterest para que tengas una idea más clara de algunas cosas que son hygge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *