Lycka, una tienda re-bonita

Lycka (1)

Hoy siento la necesidad de hablaros de una tienda que descubrí sin querer y que a día de hoy me sigue maravillando. Su nombre es Lycka, y la conocí cuando fui a Granada en las vacaciones del 2015. De hecho, en apenas una semana que estuve en la ciudad, fui a la tienda dos veces, porque me enamoré de todo lo que tenían ahí.

En Lycka tienen cosas bonitas y de muchos estilos: desde vajillas infantiles de un estilo muy naif, hasta papelería de la maravillosa Charuca. Quise escribir este post desde hacía mucho, (probablemente desde el verano pasado), pero supongo que no se dio el momento.

Si hay una cosa que me encantó desde el principio es que es el único sitio donde he encontrado los recambios de bolígrafos de punta fina (de 0.35 mm). Si sabéis de algún otro sitio donde los vendan, decídmelo, porque yo hasta ahora iba comprando estos bolígrafos tan bonitos, pero a la hora de encontrar un recambio barato y a ser posible en España, lo he tenido muy difícil.

Además de eso, he de decir que es como un perfil de Instagram hecho realidad: Todo es así de bonito, en sus estanterías y en sus paredes. La diferencia es que es así de bonito sin filtros. Cuando me fui de Granada, me dio pena porque incluso en Madrid hay pocas tiendas así, donde reúnan todo esto. Aún así, la esencia que tiene Lycka es única, y no sabría definirla: es como volver a la infancia, donde todo es nuevo y bonito.

Así que tenía pendiente hacer un pedido desde el verano pasado. A cambio, en menos de un mes, he hecho dos pedidos, así que puedo hablaros con propiedad de mi experiencia como compradora. Y he de decir, sin reparos, que su tienda online funciona igual de bien que su tienda física. Es verdad que en la página web echo en falta unas cuantas imágenes más, pero si conoces los productos antes de comprarlos, sabes que no te van a defraudar.

Lycka. Tienda bonita de Granada. Ideas Corrientes

Pedido online en Lycka

El envío es más que rápido. Trabajan con MRW, y lo cierto es que me sorprendió bastante que en 24 horas, tuviera el pedido en casa. Pensé que a lo mejor había tenido suerte, pero no: el segundo pedido tampoco tardó nada en absoluto. Y como tienda online, solo había visto esa rapidez con Amazon en modo Premium. Así que bravo por la gente estupenda de Lycka.

Pedí en Lycka recambios para los bolígrafos, y como siempre suelo dejar cosas para más adelante, me di cuenta que ya no tenía donde comprar el número 0 de Mooi Magazine, y allí todavía la tenían. Días después colgaron el número 1 también, y esa es la razón del segundo pedido. De paso, aproveché para comprar una de esas lámparas con forma de piña que me habían gustado.

El packaging también me asombró. Es muy feo recibir ese típico paquete plastificado de MRW. Te hace ilusión, como cuando abres un regalo, pero es feo. Es verdad que ellos tienen un detallito que me gusta, que es el de poner una pegatina de esas que son muy cucas, pero aún hay más. Cuando abrí ese plástico y me encontré con que todo estaba perfectamente envuelto, y casi de forma individual, me alegré muchísimo más. Vamos, que era como recibir regalos en pleno mayo. Todo estaba envuelto en papel de estraza, y lo cerraban con washitape. ¿Por qué me gusta tanto esto? Porque se nota el cariño con el que tratan a cada uno de sus productos y a cada uno de los envíos.

Como regalito, en el primer pedido recibí una cajita pequeña de lápices de colores, y en el segundo, unos cuantos sugus. Oh, con lo que me gustan estos pequeños detalles.

Lycka. Tienda bonita de Granada. Ideas Corrientes

¿Podría haber sido mejor esta experiencia Lycka?

Aquí solo puedo poner minucias y algunos detalles, pero si tuviera que poner una puntuación, hubiera puesto un 9/10. ¿Cómo hubiera mejorado esta experiencia? Bueno, como he dicho antes, sí que hubiera puesto en la web más fotos, no solo las corporativas de los propios productos, sino alguna propia. O incluso compartir por Instagram alguna de los usuarios. Esto nos sirve para guiarnos en las medidas, y para hacerlo un poco más personal.

Recalco que el pedido online me ha encantado, por el mimo con el que han llegado mis cosas a casa. De hecho, que en verano me llevé dos botes de chalk paint, y lo envolvieron cuidadosamente para que durante la vuelta a Madrid no se rompieran.

 Se nota que aman lo que venden, y el trato al cliente se aprecia. Aunque sea una compra online. Igual es una tontería, pero si aparte del regalito, hubiera llegado una tarjeta, con un “gracias”, o algo, ya sería de diez.  Que no lo hagan no es malo, pero son esos detalles que marcan, y que nos hacen sentir especiales.

Creo que han acertado plenamente en su lema: “Lycka, Tienda de colores, Tienda de ilusiones”. Porque cada vez que hago un pedido, vuelvo a tener la misma ilusión que una mañana de Navidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *