Relax, estás de vacaciones: errores que cometes en tus días de descanso

Cuando se tiende a procrastinar, un pensamiento frecuente que tenemos en nuestra cabeza es el “Ya lo haré”. Puede ser un “ya lo haré en el fin de semana”, “ya lo haré cuando tenga tiempo libre”, o “ya lo haré cuando lleguen las vacaciones”. Al final, si se hiciera esa lista de las cosas que hemos dejado a lo largo de todo el año para hacer cuando estemos libres, el papel podría llegar de aquí a China.

relax, estás de vacaciones. Imagen de Ideas Corrientes

Vacaciones: ¿el momento perfecto para hacer cosas?

Por eso, hay que hacer caso a aquellos que dicen que el momento perfecto para hacer algo siempre es ahora. Si estás buscando el momento perfecto, algún día abrirás los ojos, y te darás cuenta de que el momento perfecto era el día en el que pensaste hacer eso la primera vez. Ojo, eso no quiere decir que los días de vacaciones sean pura anarquía, porque como siempre, la clave está en el equilibrio. Hay que tener claro que siempre habrá días para vaguear, y otros para hacer cosas que consideres más productivas.

Pero, ¿cuáles son esos errores que cometemos en vacaciones? Como siempre, esto es una opinión personal. No soy una profesional en estos temas, por lo que es posible que lo que a mí me sirve, a ti no. Una vez tengas en cuenta esto, puedes seguir leyendo. 

Por lo general, en verano tenemos más tiempo libre. Sobre todo si eres estudiante, o tus vacaciones coinciden con este período, aunque también depende del sector de tu trabajo. Aún así, siempre nos ha pasado, y nos damos cuenta de que las vacaciones han pasado en un abrir y cerrar de ojos, y tenemos mil cosas pendientes que hacía falta que se hicieran. Porque no solo dejamos para las vacaciones el “leer tal libro”, o “ver tal serie”, sino que también a veces dejamos cosas como “arreglar el tema de la factura del teléfono”, o “cambiar de cuenta de banco”,  y otras cosas administrativas.

Podemos llegar a la conclusión de que entonces, el verano no es el momento perfecto para hacer cosas, porque tendrás muchísimas más cosas que hacer, entre las que se encontrará, si tienes suerte, el hacer un viaje. Y eso no solo te quita tiempo del propio viaje, sino también su planificación. Créeme cuando te digo que al final, las vacaciones se reducen a un par de días. Es por eso, que aquí hay que saber administrar tu tiempo sí y no cometer algunos errores, como los que te voy a decir a continuación.

Error #1: No tener una lista

Vale, no siempre te hace falta una lista. Pero cuando has acumulado varias tareas administrativas, es hora de que las apuntes en algún lado, aunque sea en un post it que vas a pegar en la nevera.

Cosas que tienen que ver con la burocracia, ya sea pagar una multa, o hablar con la compañía del gas, son asuntos que te tienes que apuntar. Porque cuando empiezas a procrastinar, lo primero que haces cuando tienes tiempo es aquello que llevabas demasiados meses esperando: leer ese libro, ver esa serie (¡que ya tiene cinco temporadas y te las has perdido todas!), o hacer una de esas limpiezas que de verdad son necesarias en la casa.

Así que empieza por un paso muy simple, y es hacer la lista de las cosas que tienes que hacer sí o sí y que no se pueden aplazar: renovar el pasaporte, llevar a vacunar a tus mascotas, o llamar de una vez al fontanero para que arreglen el goteo de la ducha. Siéntate quince minutos delante de tu escritorio, y deja en el papel todo eso que debes hacer.

Error #2: Tener demasiadas expectativas

A la hora de hacer la lista (o listas), hay un error que siempre se comete, y es el de tener demasiadas expectativas sobre lo que vas a hacer en verano. Desde “voy a estudiar un poco de X todos los días”, a “Voy a ver todas las temporadas de X serie”.

No hay ningún problema con que te hagas una lista de todo, absolutamente todo lo que tienes o quieres hacer. O si quieres hacer multitud de minilistas con todos los libros que quieres leerte, todas las películas que quieres ver o todos los sitios que quieres visitar, pues muy bien. O puede que no tengas una lista, pero lo tengas todo en la cabeza y sabes exactamente qué cosas quieres hacer.

Pero en todos estos casos, el problema llega cuando pretendes hacer todo eso en apenas un mes. Sí, los días en verano son más largos, pero no tienen más horas: hay que tener las expectativas en un nivel normal. Más que nada porque si no, cometes el siguiente error.

 vacaciones. Imagen de Ideas Corrientes

Error 3#: Llevar tu lista a rajatabla

Si eres como yo, que hace listas de todo, es posible que tengas una lista de “cosas que hacer en verano”, “libros que leer en vacaciones”, o “sitios pendientes donde tomar unas copas o desayunar”.

El problema viene cuando tú quieres cumplir todos y cada uno de esos puntos. Perdona, pero esto es como cuando te mandaban el libro de Vacaciones Santillana en el colegio, y lo terminabas haciendo el último día.

Por supuesto, si tienes una lista, es para usarla. Pero hay que ser realistas: ponerse un estricto horario militar, si no estás acostumbrado a ello, no va a funcionar. Es por eso que debes tener en cuenta que de tu lista de series, es más que probable que solo veas un par de ellas. Y de la lista de libros, solo te leerás los que te dé tiempo en el viaje o en la playa, que no serán mucho más de dos o tres.

No tienes que adorar esa lista sobre todas las cosas. Solo es una guía. Es por eso que debes distinguir lo que debes de hacer de lo que quieres hacer.

Error #4: No disfrutar de las vacaciones

Es un concepto muy básico: las vacaciones están para disfrutarlas. Si disfrutas de tu tiempo libre plantando en una huerta, o contando tu vida en Snapchat, genial. Pero no creas que cuantas más cosas hagas, mejor te sentirás, porque esto es un error que te puede llevar a un estado de estrés que no va a ser lo que quieres. Lo peor que te puede pasar en vacaciones es que te agobies por el tiempo. Asume que nunca va a ser lo suficientemente largo para hacer todo lo que quieras, y todo marchará mucho mejor.

Claro que no es lo mismo aprovechar las vacaciones que disfrutar de ellas. Pero piensa qué es lo que más te conviene, y si hay una manera de tener las dos cosas, ve a por ello.  Si no, ya sabes, mejor tomarse las cosas con calma.

¿Tú también tienes este problema en tus vacaciones? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

4 thoughts on “Relax, estás de vacaciones: errores que cometes en tus días de descanso

  1. Buen post! Creo que todos en vacaciones queremos hacer mas cosas de las que podemos, y al final explotamos. Intentare no cometer estos errores.

    1. Gracias por tu comentario, María!

      Tienes mucha razón: pensamos que tenemos mucho tiempo, pero luego no lo tenemos, y por eso, las vacaciones se pasan volando. Lo mejor es que dentro de lo que es el descanso, tengas una especie de rutina.

      Un abrazo!

    1. Hola Sara!

      Tienes razón: las listas están para hacerse poco a poco, y no de golpe. Si no, no funcionan.
      Gracias por comentar!

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *